Uso de un protocolo intensivo de revisión de terneras versus un sistema automático de monitorización del comportamiento sobre el resultado de la recría.

El control sanitario de la recría es uno de los mayores desafíos para las granjas lecheras. Las nuevas tecnologías de precisión se utilizan en granjas lecheras de todo el mundo, inicialmente para vacas, pero ahora hay opciones para las terneras. El estudio de Friedman et al. (2022), demostró una Se 63,6% y Sp 96,2% de SenseHub® Dairy Youngstock con el punto de corte 86 del índice de salud.

Objetivo

El objetivo de este ensayo fue comparar el uso de un sistema automatizado de monitorización del comportamiento versus un sistema intensivo de revisión de terneras por parte del veterinario, tanto a nivel práctico, como a nivel de los resultados de salud y crecimiento de la recría.

Material y Métodos

El estudio se realizó en una explotación lechera, con una media de 148 partos al mes, situada en Lleida (España). Un total de 805 terneras nacidas entre febrero y noviembre de 2022 fueron incluidas tras el nacimiento y seguidas hasta los siete meses de vida. Las terneras fueron asignadas de forma aleatoria estratificada a uno de los dos grupos de estudio: Grupo SHYS (n=397 terneras), donde las terneras se revisaron en base a las alertas de un sistema automatizado de monitorización de comportamiento, SenseHub® Dairy Youngstock de MSD Animal Health VS Grupo control (n= 408 terneras), en que todas las terneras fueron revisadas diariamente por un veterinario.

Las terneras fueron criadas en caseta individual y alimentadas dos veces al día, 6 litros/día, en biberones con tetina. Después del destete (65+3 días) se agruparon (6 a 12 terneras, hasta 98 días) y después (30 terneras, hasta 112 días y 60 novillas hasta el final del estudio).

Para el seguimiento de la salud de las terneras, en el grupo de control, todas las terneras fueron revisadas a diario, dos veces al día en el caso de las terneras lactantes. siguiendo el protocolo diagnóstico Calf Health Scorer, tratando con antibiótico para respiratorio las terneras con 5 puntos y para diarrea 3 puntos, de acuerdo con el protocolo de elección de antibióticos de la granja. Después del destete, las terneras fueron revisadas a diario visualmente, complementando el diagnostico con la toma de temperatura rectal una vez por semana, todos los martes.

En el grupo SHYS, se colocó el crotal de monitorización el día del nacimiento. Transcurridas 27 horas, el sistema comienza a calcular el índice de salud individual (HI). El protocolo para este grupo fue imprimir dos veces al día (mañana y tarde) el reporte de terneras a revisar (HI < 86), limitándose la revisión a estas terneras, en las que se aplicó el mismo protocolo de diagnóstico y decisión de tratamiento que en el grupo control.

En ambos grupos, previo al destete se comprobó la salud pulmonar de todas las terneras mediante ecografía siguiendo el sistema de puntuación de Adams y Buczinski (2015), tratando con antibiótico a las terneras con una puntuación superior a 3.

Durante el estudio se registró la siguiente información: tratamientos individuales para las diferentes patologías, baja y su causa, revisión ecográfica al destete, peso individual al destete y a los 8 meses de vida (báscula Tru-Test) y tiempo de trabajo para revisar a las terneras. 

Todos los análisis estadísticos se realizaron de forma ciega utilizando SAS V.9.1.3 (SAS Institute Inc., Cary, NC, EE. UU.). El nivel de significación estadística se fijó en 0,05 Para el análisis estadístico se realizó un análisis de homogeneidad, análisis univariables, de supervivencia y multivariable.

Resultados

No se observaron diferencias significativas en el nº de tratamientos globales entre los dos grupos. Sin embargo, se observaron diferencias en el primer diagnóstico de neumonía, más temprano en las terneras lactantes del grupo SHYS. De hecho, el análisis de supervivencia identificó cómo en este grupo se detectaba significativamente antes la enfermedad respiratoria (p<0,005). Por otro lado, si bien el porcentaje de terneras tratadas predestete por neumonía fue ligeramente mayor en el grupo SHYS (20,6 vs 9,8%, respectivamente), la ecografía pulmonar al destete mostró una mayor salud en las terneras de este grupo, con un menor porcentaje de lesiones leves y graves (10,3 y 1,6 frente a 14,4 y 6,05 para SHYS y Control, respectivamente).

Por otro lado, el número de bajas durante el estudio fue doble en el grupo control (2,7%) vs grupo SHYS (1%). La causa principal de este incremento fue la eliminación de novillas por bajo crecimiento y enfermedad crónica (1,2 % a los 195 días de vida en promedio).

En el grupo de control se necesitó más tiempo para identificar a las terneras enfermas, revisión del 100% de terneras; mientras que SHYS redujo el tiempo de trabajo dedicado a revisar las terneras, ya que el trabajo se centró únicamente en las alertas de salud (8 terneras revisadas de media/día).

En conclusión, SHY permitió dedicar menor tiempo a la detección de terneras sospechosas de enfermedad, realizó un diagnóstico más temprano de la neumonía y redujo la prevalencia de lesiones pulmonares al destete, lo que impactó positivamente en la supervivencia en la granja.

  • vetoquinol
  • analítica veterinaria
  • delaval
  • innogando
  • Secure Cattle
  • hifarmax
  • DML Datamars Livestock
Logo Anembe

Contacto

+34 985 208 316
+34 985 964 569

Horario de atención de Secretaría:

Mañanas de Lunes a Viernes de 10:00 a 13:00h.
Tardes Martes y Jueves de 17:00 a 20:00h.

Translate »