Puntos de control en un programa de alimentación con pool de leche de transición en nodriza

La leche de
transición (LT), leche del segundo al séptimo ordeño, además de tener un contenido
más elevado de grasa y proteína que la leche de vaca, contiene sustancias
bioactivas, considerándose por ello un producto potencialmente nutracéutico, al
tratarse de un alimento natural con buenas propiedades nutritivas que
proporciona beneficios en la salud.

El uso de la LT se ha
estudiado hasta la actualidad mucho menos que el calostro, centrando el foco de
las investigaciones la composición nutritiva, factores bioactivos, efectos en
el crecimiento, eficiencia y salud de las terneras alimentadas con diferentes
programas de calostro y LT.

Sin embargo, desde el
punto de vista práctico, no contamos todavía con protocolos recomendados de
cara a su uso en granja: desde su recolección hasta la administración a las
terneras. Y tampoco conocemos la consistencia en los niveles de los distintos
nutrientes cuando alimentamos a las terneras con LT en pool, factor clave a la
hora de instaurar programas de alimentación que nos permitan conseguir un
adecuado desarrollo y salud de las terneras (Hill, et al 2008).

Objetivos

Por todo ello, el objetivo del presente estudio fue valorar los posibles
puntos críticos en el manejo de esta leche, desde su recolección hasta su administración.
Para ello nos planteamos dos subobjetivos principales: 1º) Evaluar si el
programa de pasteurización de la LT manejada en pool puede afectar a su calidad
y 2º) Valorar la consistencia de este tipo de alimentación (variabilidad
diaria) cuando se alimenta con un pool de LT procedente de las vacas de 2º-3er
ordeño y administrada en nodriza.

Materiales y
métodos

Tras el programa de calostro las terneras se alimentan con 3 tomas de 2l
de LT en biberón cada 12 horas. Durante este periodo las terneras están
alojadas en boxes de nacimiento colectivos. Tras la 3ª toma, se trasladan a un grupo
de 14 a 16 terneras donde son alimentadas con LT en la nodriza (8 litros/día),
hasta el día 8º día de vida. Posteriormente continúan con leche en polvo.

El pool de leche de transición se obtiene del 2º y 3º ordeño de las
vacas recién paridas que pasa directamente a un refrigerador y se traspasa una
vez al día a un pasteurizador. Tras la pasteurización se rellenan los biberones
para alimentar a las terneras en los boxes de recién nacidos y el resto de la
leche se traslada en un tanque refrigerado instalados en la nodriza para
alimentar allí a las terneras de forma automática.

Para monitorizar el contenido en sólidos y consistencia de la LT se
muestreó diariamente con un refractómetro brix,
ya que se ha
demostrado una relación aceptable entre las lecturas del brix y los sólidos de
la leche entera (Moore et al.,
2009), los siguientes puntos: tras el ordeño, tras la pasteurización, en el refrigerador,
en el vaso de preparación y en la tetina de las nodrizas.

Resultados y
discusión

Durante 37 días se registraron
los valores brix de la LT antes y después de pasteurizar, para estimar la
concentración de sólidos totales antes y después del tratamiento térmico y la variabilidad
diaria. Durante el proceso de pasteurización se perdió un 1% de sólidos. El porcentaje
Brix medio antes de pasteurizar fue de 12,7% (12,7%+2=14,4% de sólidos) (Max
15,7, Min 9,9, SD 1,16), y se redujo tras la pasteurización al 11,7%
(11,7+2=13,7% de sólidos), (Max 14, Min 9,4, SD 0,72).

Paralelamente, se analizó
la consistencia de la alimentación con LT en la instalación de las nodrizas (refrigeradores,
vasos de preparación de la leche y en las tetinas). El porcentaje Brix medio en
el refrigerador fue del 11,8% (Max 13,4, Min 8,5, SD 1) en los vasos de
preparación de la leche 11,8% (Max 13,2, Min 9,1, SD 0,85) y en las tetinas
11,8% (Max 13,1, Min 9, SD 0,81). Por lo que aparentemente, no se pierden
sólidos en todo este proceso de refrigeración, calentamiento y administración.
Sin embargo, la variabilidad continúa mostrando el patrón de variación ya observado
tras el ordeño.

Conclusiones

Cuando se implementa un
programa de alimentación con leche de transición en una granja, los distintos manejos
que se realizan desde su recolección hasta su administración pueden afectar a
la calidad y consistencia del programa de alimentación, por lo que es crucial
realizar una monitorización adecuada.

Hemos podido observar
variaciones diarias en los sólidos de los pooles, lo que concordaría con
numerosos estudios realizados con leche de descarte con gran variabilidad de
sólidos. Además, el programa de pasteurización podría ser uno de los puntos
críticos más importantes detectados al afectar al contenido en sólidos y
posiblemente a la composición de la LT.

Por lo tanto, seguiremos
estudiando los puntos críticos que podrían afectar al manejo de la composición
de la LT, la salud y la GMD de las terneras.

  • vetoquinol
  • analítica veterinaria
  • delaval
  • innogando
  • Secure Cattle
  • hifarmax
  • DML Datamars Livestock
Logo Anembe

Contacto

+34 985 208 316
+34 985 964 569

Horario de atención de Secretaría:

Mañanas de Lunes a Viernes de 10:00 a 13:00h.
Tardes Martes y Jueves de 17:00 a 20:00h.

Translate »