Extractos de macroalgas para contrarrestar el estrés por calor en vaca lechera

Las pérdidas globales anuales asociadas con el bajo rendimiento durante los períodos de estrés por calor en la industria ganadera son aproximadamente > $500 mil millones/año. Durante el estrés por calor, las vacas intentan disipar el calor a través de varios mecanismos de termorregulación, entre otros, mediante cambios de comportamiento como la reducción del consumo de alimento, que puede reducir la producción de leche hasta en un 50 %. Además, los mecanismos termorreguladores fisiológicos dan como resultado un menor aporte de oxígeno a los enterocitos (hipoxia), un aumento de la producción de especies reactivas al oxígeno (ROS) y daño a los complejos de las uniones estrechas en las vellosidades intestinales, que impactan negativamente en la absorción de nutrientes y agravan la baja productividad. Además, la pérdida de la función de barrera intestinal conduce a una mayor translocación de patógenos y una respuesta proinflamatoria que consumirá glucosa, lo que contribuirá a la reducción de la producción de leche, ya que la lactosa es el principal factor osmorregulador de la producción de leche (Baumgard y Rhoads, 2013). 

La complejidad y la reactividad biológica de los polisacáridos parietales de algas marinas provienen de la naturaleza de las unidades de azúcar, que son diversas y a veces raras, como el ácido urónico, la xilosa y la ramnosa; la variedad de enlaces glucosídicos que conducen a su estructura ramificada y la presencia de grupos sulfato. Además, su estructura polianiónica y su solubilidad aumentan su reactividad y permiten su reconocimiento por parte de las células del huésped. La combinación de dos extractos de macroalgas bioactivos: MSP®BARRIER (algas rojas) que mejora la función de barrera intestinal; y MSP®IMMUNITY (algas verdes) que modula las respuestas inmunitarias innatas y adaptativas constituyen una interesante estrategia nutricional (Algimun®) que alivia el daño creado por el estrés por calor.

Los efectos de MSP®BARRIER sobre la función de barrera intestinal se demostraron en un estudio científico in vivo (INSERM, 2018). MSP®BARRIER redujo el paso paracelular del FITC-dextrano (biomarcador de permeabilidad intestinal) al torrente sanguíneo en un modelo animal conocido por desencadenar inflamación en la mucosa intestinal y, en consecuencia, una pérdida de su integridad. Otros estudios han demostrado, in
vitro
, que MSP®BARRIER aumenta la expresión de genes que codifican las proteínas necesarias para un funcionamiento óptimo de los complejos de unión estrecha; y la expresión de genes que codifican las principales proteínas de la mucina que impiden la adhesión de patógenos y la colonización del epitelio intestinal (IBD, 2017). Investigaciones posteriores han demostrado que MSP®IMMUNITY tiene la capacidad de modular la síntesis de mediadores inmunitarios implicados en los mecanismos de defensa como son el reclutamiento y activación de células presentadoras de antígenos, la diferenciación y proliferación de diferentes poblaciones de células inmunitarias (Berri et al., 2016 y 2017). MSP®IMMUNITY también aumenta la expresión de mediadores inmunitarios con actividades antiinflamatorias (Petit et al., 2024).

Algimun® ha demostrado mejorar la salud y la productividad, así como reducir los retrasos en la reproducción asociados con el estrés por calor. El uso de Algimun® en granjas españolas que sufrían estrés por calor (media de 33º durante la prueba) durante el periodo seco (60 días antes del parto) resultó en una mejora significativa de los parámetros de salud y producción: reducción de los niveles de haptoglobina en el día 3 después del parto (lo que representa un estado inflamatorio más bajo) y reducción de los recuentos de células somáticas (Figura 2); aumento de producción de leche (+2%, 0,84 kg/vaca/día a los 90 días en leche, p<0,001) y reducción de días en leche en la primera inseminación artificial exitosa en comparación con el grupo control (-17d, p<0,001). El uso de Algimun® generó un ingreso adicional de 52 € por vaca. Las vacas recién paridas durante los períodos de estrés por calor pueden beneficiarse del uso de Algimun®, como se observó en una granja lechera comercial de 500 vacas en Wisconsin (EE.UU.) en la que las vacas recién paridas suplementadas mantuvieron su ingesta de alimento y el tiempo de rumia. También se ha observado una mejora en la calidad del calostro (valores brix >28 en el grupo Algimun® en comparación con el grupo control que estaba en valores brix de 22), y una reducción de patologías en el período posparto (-19,4% de ocurrencia de retención de placenta y -47,2% % de aparición de mastitis Ë‚60 DEL frente al grupo de control) cuando se administró en el período seco en granjas italianas. Algimun®, una solución a base de macroalgas, se puede utilizar como una estrategia de alimentación alternativa natural para ayudar a los rebaños lecheros a hacer frente al estrés por calor al reforzar la función de barrera intestinal y modular la respuesta inmunitaria para mantener o mejorar la productividad.

  • vetoquinol
  • analítica veterinaria
  • delaval
  • innogando
  • Secure Cattle
  • hifarmax
  • DML Datamars Livestock
Logo Anembe

Contacto

+34 985 208 316
+34 985 964 569

Horario de atención de Secretaría:

Mañanas de Lunes a Viernes de 10:00 a 13:00h.
Tardes Martes y Jueves de 17:00 a 20:00h.

Translate »