Estimación del riesgo de un caso de metritis basado en datos productivos y reproductivos

Durante el período postparto, las patologías uterinas juegan un papel fundamental, no solo por su considerable incidencia en vacuno lechero y su variación a lo largo del tiempo, si no también por ocasionar severas pérdidas productivas y, en consecuencia, económicas, para las explotaciones. Entre estas patologías, Sheldon et al. (2006) definen los casos de metritis puerperal como aquellas vacas con un útero anormalmente agrandado que presentan una descarga vaginal amarronada fétida, asociada a sintomatología general, dentro de los 21 días siguientes al parto; por el contrario, en los casos de metritis clínica, esta última no estaría presente, siendo los demás signos comunes entre ambas. Entre las consecuencias de esta enfermedad, se encuentran el retraso en la involución uterina, el empeoramiento de los índices reproductivos y la caída de la producción de leche (Hossein-Zadeh et al., 2011). Puesto que los efectos negativos de las metritis ya son inevitables una vez diagnosticada la enfermedad, es necesario hacer hincapié en su prevención, conocer los factores de riesgo que la favorecen e identificar aquellos animales que, por su historial, serían más propensos a padecer esta patología, con el fin de actuar lo más prontamente posible.
Por ello, el objetivo de este estudio ha sido determinar los factores de riesgo de las metritis en ganado vacuno de aptitud láctea a partir de datos obtenidos del registro de la explotación (RE) y del control oficial del rendimiento lechero (CL).
Se seleccionaron un total de 6151 lactaciones de vacas raza Holstein de alta producción localizadas en el Noroeste de España, pertenecientes a 28 explotaciones incluidas en CL y gestionadas por 2 veterinarios. Los datos se obtuvieron directamente del software Gando (Gando Nuevas Tecnologías, España). Se recogió información procedente del CL (kilogramos de leche (L), porcentaje de grasa (%G) y proteína (%P) en el último control, producción normalizada (L305)) y del RE (caso de metritis y/o retención placentaria (RP, presencia de las membranas fetales transcurridas 24 h tras el parto), parto gemelar (PG), enfermedades registradas en el parto anterior (EPA), duración del secado (SEC), intervalo entre partos (IPP), número de parto (2, 3, 4, ≥5), estación de parto). Además, se calculó el ratio grasa:proteína (G/P) del último control. Para el análisis estadístico se llevó a cabo un análisis descriptivo y una regresión logística binaria siguiendo el método atrás condicional. Los análisis estadísticos se realizaron en el software SPSS versión 29.0 para Windows y se consideraron diferencias estadísticamente significativas cuando p≤0,05).
Los resultados mostraron que la prevalencia de metritis fue del 18,7 % (n=1148). Por otro lado, se observó una prevalencia de RP, PG y EPA de 7,3 % (n=451), 4,3 % (n=267) y 35,1 % (n=2162) respectivamente. Además, los valores medios de L, %G, %P, L305, SEC, IPP, G/P fueron 27,9±8,8 kg, 4,27±0,9 %, 3,7±0,4 %, 11815,5±2299,4 kg, 62,7±20,5 d, 419,3±73,8 d y 1,16±0,2, respectivamente, para animales sanos, y 27,7±9,2 kg, 4,2±0,9 %, 3,7±0,4 %, 12082,1±2418,0 kg, 62,5±22,0 d, 427,9±77,1 d y 1,15±0,2, respectivamente, para animales con metritis. En cuanto a la regresión logística, las variables retenidas en el modelo final y consideradas factores de riesgo de las metritis fueron el haber sufrido un parto gemelar (OR=4,068, p<0,001), haber padecido alguna enfermedad en el parto anterior (OR=1,443, p<0,001), haber presentado retención de placenta en el parto actual (OR=22,026, p<0,001) y haber tenido un intervalo entre partos más largo (OR=1,001, p=0,004). No se encontraron diferencias estadísticamente significativas para ningunos de los datos obtenidos del CL, la duración del secado, el número de parto o la estación de parto. Resultados similares fueron reportados en otros estudios, con incidencias variables entre 17,8-39,5% observadas en Argentina, Canadá y EE. UU. (Dubuc et al., 2010; Giuliodori et al., 2013). Así, los factores de riesgos descritos en la literatura coinciden con los indicados por nuestro modelo, destacando la RP y los partos gemelares, puesto que estos procesos favorecen la contaminación del útero al existir un daño en el tejido endometrial y un ambiente idóneo para el crecimiento bacteriano. Además, dado que las enfermedades previas pueden provocar un incremento del IPP debido a sus efectos negativos en la eficiencia reproductiva, animales con un IPP mayor serían más propensos a sufrir un balance energético negativo más grave, otro factor de riesgo de las metritis reportado en la bibliografía (Dubuc et al., 2010).
En conclusión, nuestros resultados sugieren que aquellas vacas que han presentado una retención de placenta o han tenido un parto gemelar son más propensas a padecer metritis. Además, los animales que en la lactación anterior hubieran sufrido alguna enfermedad y el IPP hubiera sido más largo también tendrían más posibilidades de presentar metritis en la lactación actual, por lo que sería necesario prestar especial atención a estos ejemplares, minimizar los desequilibrios energéticos durante el puerperio y realizar una monitorización más exhaustiva de estos. 
  • vetoquinol
  • analítica veterinaria
  • delaval
  • innogando
  • Secure Cattle
  • hifarmax
  • DML Datamars Livestock
Logo Anembe

Contacto

+34 985 208 316
+34 985 964 569

Horario de atención de Secretaría:

Mañanas de Lunes a Viernes de 10:00 a 13:00h.
Tardes Martes y Jueves de 17:00 a 20:00h.

Translate »