Efecto de los embriones producidos in vitro en la fertilidad de vacas repetidoras y en la reducción de las posteriores inseminaciones artificiales

Introducción 

La aplicación exitosa de técnicas avanzadas, como la transferencia de embriones (TE) producidos in vitro (Fecundación in vitro) han mejorado la tasa de preñez y reducido los intervalos entre partos. Esto contribuye en alargar la vida productiva de las vacas y a disminuir la necesidad de reposición de animales. Los embriones in vitro se pueden utilizar tanto para la mejora genética del rebaño en un corto periodo de tiempo como para prolongar la vida productiva de una vaca repetidora, incrementando la producción lechera y la cantidad de terneros nacidos por año.

Objetivo

El objetivo de esta investigación es analizar cómo los embriones producidos in vitro impactan en la fertilidad de las hembras receptoras y en la reducción del número de inseminaciones previas requeridas para alcanzar una nueva gestación.

Material y métodos

Todo el estudio se llevó a cabo en una granja situada en la zona de Lleida (Cataluña) durante los meses de febrero a julio de 2022. 

En el primer estudio se seleccionó un grupo experimental de 140 vacas repetidoras con un promedio de más de 200 Días en Leche (DEL) y 2.5 lactaciones. Los animales seleccionados se sincronizaron con GPPG o mediante celo natural. Las vacas fueron inseminadas con semen descongelado y a los 7 días post inseminación se les transfirió un embrión fresco producido in vitro.  

Los embriones se obtuvieron a partir de ovocitos procedentes de ovarios de hembras de matadero, los cuales fueron madurados, fecundados y cultivados in vitro. Los embriones producidos semanalmente, se almacenaron en una pajuela (IMV Technologies) en medio comercial (IVF Bioscience) y se transportaron durante un máximo de 10 hs a la granja en un transportador de embriones (Minitube) con temperatura controlada (37,5-38ºC). Una vez en la granja, se comprobó mediante diagnóstico ecográfico el diámetro del cuerpo lúteo (>2cm). La TE se realizó siguiendo las recomendaciones de la IETS (International Embryo Technology Society). A los 32 días post-ET se evaluó la gestación mediante ecografía.

En el segundo estudio, se evaluó la influencia del embrión sobre una gestación posterior a la transferencia embrionaria. Para ello se examinaron 43 hembras repetidoras (>200 DEL y 2.5 lactaciones) que quedaron preñadas con el embrión y gestaron nuevamente mediante IA después de la transferencia embrionaria.

El análisis estadístico se llevó a cabo mediante un análisis no paramétrico de Kruskal-Wallis para muestras relacionadas. Las diferencias se consideraron significativas cuando el p valor fue inferior a 0,01.

Resultados

Tabla 1) Estudio de la fertilidad mediante TE en vacas repetidoras de una granja modelo en la zona de Lleida (Cataluña).

 

n

receptoras

TºC

DEL

Lactaciones

IA previas a TE

n Diagnóstico gestación + (%)

Febrero

29

8.9ºC

200

2.55

5.34

16 (55)

Marzo

41

10.9ºC

222

2.41

5.56

22 (54)

Abril

13

13.7ºC

245

2.15

6.77

4 (31)

Mayo

32

21.4ºC

248

2.70

7.24

13 (41)

Junio

20

26.2ºC

277

2.60

8.55

8 (40)

Julio

5

27.4ºC

238

2.80

6.20

2 (40)

Total

140

18.1ºC

238

2.54

6.61

65
(46)

 

n receptoras: número de vacas receptoras de embrion producido in vitro;  TºC: temperatura promedio de la zona donde se encuentra la granja en estudio; DEL: Promedio de días en leche.

En la tabla 1 se observa una fertilidad del 46% cuando se transfieren embriones in vitro en vacas con un promedio de 238 DEL y 2.54 lactaciones previas. En la granja donde se realizó el estudio, el promedio de fertilidad global (2077 vacas analizadas) es del 36%, un 10% menor que cuando se transfiere el embrión.

En el segundo estudio se observó que de las 43 hembras que lograron preñarse con el embrión, el 74% (n=32) no solo volvió a quedar gestante con IA sino que también mostraron una significativa reducción en las IA necesarias para lograr nuevamente la gestación. La IA necesarias previas a recibir el embrión fueron de un promedio de 6.44 mientras que posterior a recibir y gestar de un embrión, se necesitaron de 3,84 IA (P<0.01) para volver a lograr una nueva gestación.

Conclusión
Aunque sugerimos llevar a cabo una recopilación de datos más extensa, este estudio preliminar indica que el embrión no solo mejora la tasa de preñez en vacas repetidoras, sino que también favorece nuevas gestaciones. En nuestras condiciones climáticas y de manejo de la granja, observamos que el embrión logra reducir significativamente el número de inseminaciones artificiales necesarias para lograr nueva gestación. Este innovador enfoque sobre las virtudes del uso del embrión in vitro se presenta como una estrategia prometedora para mejorar la eficiencia reproductiva en el ganado bovino.

  • vetoquinol
  • analítica veterinaria
  • delaval
  • innogando
  • Secure Cattle
  • hifarmax
  • DML Datamars Livestock
Logo Anembe

Contacto

+34 985 208 316
+34 985 964 569

Horario de atención de Secretaría:

Mañanas de Lunes a Viernes de 10:00 a 13:00h.
Tardes Martes y Jueves de 17:00 a 20:00h.

Translate »