Beneficios del uso conjunto de encuestas epidemiológicas y análisis coprológicos para el control de endoparásitos digestivos en vacuno

La
infección de vacuno en extensivo por endoparásitos digestivos es prácticamente inevitable.  Para su detección, pueden utilizarse
distintas técnicas diagnósticas, siendo las coprológicas, las más frecuentes, debido,
entre otras causas a su bajo coste.

La
detección de los parásitos en los análisis, depende de la sensibilidad de los
métodos coprológicos y de factores epidemiológicos, entre otros factores. Por
ello, integrar los resultados de las coprologías con las condiciones
particulares de cada explotación posibilita implantar medidas de control
individualizadas. Además, el análisis de los datos obtenidos en encuestas
epidemiológicas realizadas en explotaciones ganaderas de regiones geográficas
similares corrobora el interés de su uso para poder comprender los resultados
obtenidos con métodos diagnósticos.

En
40 explotaciones de ganado vacuno de la provincia de Segovia se llevó a cabo
una encuesta epidemiológica en la que se hicieron preguntas relacionadas con
los animales, el manejo y las pautas de desparasitación y, además, se
analizaron muestras de heces con las técnicas coprológicas de McMaster
modificado y sedimentación en copa. En las explotaciones estudiadas las
desparasitaciones suelen hacerse en primavera y otoño, aunque no hubo una pauta
de desparasitación uniforme. En casi todos los casos tanto la decisión del
tratamiento antiparasitario, como el momento de administración, y el principio
activo a utilizar, fueron decisión del veterinario. Dentro de los
antiparasitarios utilizados, el más frecuente fue la ivermectina (5
explotaciones como fármaco único, 1 combinado con closantel y 1 combinado con
nitroxinil), seguido del albendazol (3 explotaciones), nitroxinil y closantel (en
2 cada una).

En
todas las explotaciones en las que se conoció el antiparasitario utilizado, se
detectaron NGI, F. hepatica. C. daubneyi, aunque solo en el caso
del uso de closantel o closantel con ivermectina se detectó una muestra con una
carga mayor a 300 hpg, en el resto de las explotaciones, las cargas fueron
menores a 100 hpg. Destacando que, el hecho de que en una explotación en la que
se utilizaba closantel, el 42,1% de las muestras recogidas en invierno fueron
positivas a F. hepatica.

En
las 382 muestras de heces analizadas se detectaron nematodos gastrointestinales
(NGI) (42,4%), Calicophoron daubneyi (38,7%), Fasciola hepatica
(16,8%), Moniezia benedeni (13,08%), Buxtonella sulcata (1,3%), Trichuris
discolor
(16,8%) Eimeria spp., y (0,5%) D. dendriticum. En
relación con las 40 granjas analizadas, se pudieron detectar C. daubneyi
y NGI en 31 de ellas, Eimeria spp. en 16, F. hepatica en 14,
B. sulcata
en 4, D. dendriticum en 3 y M. benedeni y T.  discolor en una única explotación.

Eimeria
spp. se detectó en todos los grupos de edad, aunque el único animal con
presencia de signos clínicos de eimeriosis fue un animal de 6 meses, de una
explotación en la que previamente habían aparecido problemas de coccidiosis
invernal. En cuanto a los NGI solo se detectaron 3 animales, de 3 explotaciones
distintas, en otoño e invierno, con eliminación suficiente que justificase
realizar control selectivo.

La
mayor eliminación de NGI en la zona tuvo lugar en el otoño, F. hepatica
en primavera e invierno, mientras que en C. daubneyi, la
eliminación fue mayor en primavera, seguida de invierno y otoño.

El
McMaster modificado, se considera la técnica coprológica rutinaria, pero la
utilización de la sedimentación en copa, mejora el diagnóstico en estas
explotaciones bovinas.  En este estudio el
uso combinado de dos técnicas coprológicas sencillas mejoró la detección de los
principales endoparásitos digestivos detectados en ganado vacuno y el
establecimiento de grupos dentro de una explotación para la recogida de
muestras, permitió certificar diferencias debidas a la edad y/o estado
productivo. Estos resultados confirman la importancia de combinar la
información obtenida en los análisis de heces con la información epidemiológica
de cada explotación a la hora de tomar de decisiones en el control
antiparasitario favoreciendo la elección más adecuada del antiparasitario en
cada caso. Como se pudo observar en este estudio en el que se consideró una
modificación en la desparasitación, pasando del uso del closantel o su
combinación con ivermectina en los meses de invierno por otro antiparasitario
fasciolicida como el nitroxinil, debido a que el 36,9% de las muestras
analizadas fueron positivas a este trematodo.

Por
este motivo, la combinación de coprologías y encuestas epidemiológicas,
mejorará las pautas de desparasitación, evitando tratamientos innecesarios o el
uso excesivo de antihelmínticos que pueda facilitar el desarrollo de
resistencias.

  • vetoquinol
  • analítica veterinaria
  • delaval
  • innogando
  • Secure Cattle
  • hifarmax
  • DML Datamars Livestock
Logo Anembe

Contacto

+34 985 208 316
+34 985 964 569

Horario de atención de Secretaría:

Mañanas de Lunes a Viernes de 10:00 a 13:00h.
Tardes Martes y Jueves de 17:00 a 20:00h.

Translate »